Descripción del proyecto

El proyecto consiste en el diseño de un banco para la concesionaria Naum Citroen, el cual se adosa a la concesionaria y brinda servicios complementarios que favorecen las transacciones que allí se realizan.

En cuanto a la morfología, copia el lenguaje del edifico existente, reforzando la idea de conjunto y la identidad de marca. Utiliza  grandes vanos vidriados y placas de aluminio para las caras más cerradas. La cartelera diferencia y jerarquiza el sector del ingreso, a la vez que identifica un cambio de uso del espacio.

Desde lo funcional, el banco cuenta con un sector de cajeros, una zona de atención al público, sala de espera y área administrativa que cuenta con comedor y baños.