Descripción del proyecto

El Proyecto tiene la intención de re-estructurar el Ingreso del barrio cerrado La Herradura en todos sus aspectos: desde la modificación de su lenguaje hasta una mejor funcionalidad del mismo.

La intervención busca extender el espacio de ingreso al retirarlo de la calle pública, logrando una mayor amplitud tanto espacial como visual, e incorporando el verde como parte del ingreso.

A su vez, esto permite realizar una reorganización funcional. Se plantea una sectorización para dividir las diferentes formas de ingreso vehicular (para propietarios, visitas y servicio) y peatonal.
Cada movilidad tiene su propia circulación de manera independiente.
Por otro lado, se propone un área de estacionamiento para trece vehiculos como nexo del ingreso, con el objetivo de evitar la congestión en la espera de los vehiculos que entran al barrio.

En cuanto a la materialidad, se optó por utilizar una combinación de materiales que trabajan en conjunto con el objetivo de enmarcar y enfatizar la el ingreso, otorgándole mayor importancia dentro de su contexto. Se buscó generar una estructura continua con diferentes materiales: el hormigón como soporte del mismo, la perfilería metálica como su estructura principal la cual articula todo el ingreso, y la madera como revestimiento de calidez. La casilla de guardia en el centro de la entrada permite una simetría tanto de los materiales como del mismo ingreso en su totalidad.